fbpx

Posts Tagged
‘innovación’

Home / innovación

Septiembre es nuestro mes aniversario y queremos compartir nuestra celebración con vos. Han sido 15 años de mucho trabajo y logros, todo conseguido gracias a nuestro equipo y a las compañías que apostaron y apuestan por nuestras ideas, conceptos y estrategias.

Hemos tomado riesgos, hemos sido audaces y hemos conseguido nuestra propia forma de hacer las cosas, de ofrecer siempre un servicio innovador. Por todo esto y más, te dejamos un video que expresa la manera en la que concebimos el trabajo que nos apasiona y nos hace crecer día a día.

¡Qué lo disfrutes!

https://vimeo.com/139629501…

Llegó el gran día y quién más podría contarnos los entretelones de estos 15 años si no es nuestra querida presidente Alejandra Brandolini. En esta entrevista reflexionamos sobre el crecimiento y los desafíos de AB, de su equipo y el futuro de la Comunicación Interna.

¿Cómo te encuentran estos 15 años de AB y cómo te estás sintiendo?

Es difícil describir los sentimientos. Siempre todo empieza con un sueño, y esto empezó mucho antes de los 15 años. En el año ’94, vi la brecha enorme entre lo que la empresa hacía puertas afuera y lo que sucedía hacia adentro, entonces, bajo un espíritu de servicio y preguntarse por lo que uno puede hacer por el otro, planté en i interior la semilla de lo que hoy es AB. Hoy hace 21 años que germinó esta idea, y estoy orgullosa de la empresa que tenemos.

Eso en relación a la gente que conforma AB, ¿y en relación a Alejandra? ¿Qué ha cambiado?

Ha cambiado mucho. Tengo una familia que ha crecido mucho y ando con ganas de volver a estudiar. Lo que pasa es que he aprendido que el día tiene 24 horas. Tengo puestos de mucha responsabilidad como el Board de la Global Alliance, FAME, Vital Voices, y otros. Pero creo que en cada lugar sigo manteniendo un discurso que no dista mucho del que tenía a los 16 años: soy una pateadora de tableros, y la verdad es que no me importa reconocer que me gusta salir de las estructuras y que en ese momento nadie entienda lo que quiero o hacia dónde voy. En la vida uno tiene que salir de las zonas de confort si quiere algo. Hay que tomar riesgos. Te podés equivocar, pero siempre son aprendizajes. Yo prefiero equivocarme haciendo que no haciendo.

Evidentemente, AB aprendió mucho en todo este tiempo, ¿cómo creés que la consultora ha salido adelante en un país donde no es poca cosa cumplir 15 años en el mercado?

Primero, con la apuesta a los jóvenes. Creo que mis socios, tanto Martín como Natalia y Patricia son personas increíbles. También las personas del equipo. Son todos excelentes profesionales y tienen muchos valores. Como admiradora de William Buffer, estoy convencida de que cuando uno recluta gente, lo hace por la inteligencia, la innovación y la integridad, y que las dos primeras sin la tercera, no sirven para nada. Yo creo que la integridad es algo que nosotros poseemos como equipo e individualmente.

¿Cómo describirías al equipo de AB y a los productos que hacemos?

El equipo me asombra cada día, por ejemplo, ayer tuve una reunión con Pablo y me dio una lección. Todos son maravillosos, me encanta el potencial que tienen, todo lo que van reinventando. Me encanta la selección, como detecta Martín el talento. Me siento acompañada por todos, cada uno en lo suyo y dando siempre lo mejor.

Creo que somos una empresa muy humana, sentimos mucho, y con sentido del humor. Nos alegramos por el otro y vamos todos empujando hacia el mismo lado. Definitivamente esto te hace un disfrutar de un buen equipo y eso es un valor en sí mismo.

¿Creés que esto distingue en su cultura e identidad a AB de otras empresas?

Sí, totalmente. Nosotros nos nutrimos uno al otro. El respeto también es otra cualidad que nos distingue…

¿Y nuestra forma de mirar la comunicación?

También, porque somos profundos analizando y eso nos permite ser muy honestos con el cliente. Con respecto al diagnóstico, nos distinguimos del resto porque estamos analizando a la organización en toda su magnitud comunicacional y cultural. Tenemos esa macrovisión debido al background teórico que tenemos porque todos amamos lo académico, y esa bajada a la realidad de caminar tanto y en distintas empresas, distintos rubros. La combinación de teoría y práctica nos hace diferentes.

Este año AB desembarco en México y España, ¿qué nos podés contar?

Hay mucho potencial. Muchos hacen comunicación interna pero sólo en temas de canales. Después hay varios que vienen de Recursos Humanos, donde la comunicación acompaña planes de compensación y beneficios, pero una consultora de comunicación interna y cultura organizacional como nosotros, con estrategia, auditoría y contenido hace falta.

Además, conocemos la Región porque la hemos caminado y esto no significa ir a una charla, implica conocer la cultura, y creo que ahí está lo mejor que hacemos: interpretar culturas y ser curiosos permanentemente.

En España tenemos un desafío muy grande. Estamos armando el Área de Comunicación Interna con una agencia a la que queremos mucho que es Dedalo Comunicación.

Para finalizar, ¿cuáles pensás que son los desafíos de AB de cara al futuro?

Nosotros somos una fábrica de comunicación y queremos seguir en ese nicho. Vamos a seguir cuidando a cada cliente, con dedicación, detectando nuevas necesidades, aggiornándonos permanentemente. Estamos abiertos al conocimiento, abiertos a nuevos proveedores, a nuevas alianzas, en permanente contacto. Nuestro desafío es seguir creciendo.

 

¡Gracias Ale! y ¡Feliz cumple a todos los que formamos parte de AB Comunicaciones!

 …

La alta penetración de smartphones en el mercado laboral ya no es novedad para nadie. De hecho, los estudios más recientes en materia de conectividad móvil para la Región, indican que alrededor de un 50% de los usuarios corporativos de telefonía celular disponen de terminales inteligentes, y más del 65% los utiliza para mantenerse conectado a internet. Pero más allá de la tecnología, el nuevo escenario social en nos plantea e instala la necesidad de estar conectados siempre, en cualquier lugar y en todo momento. Atrás están quedando los años dorados de las intranets, y lo que empieza a imponerse es el uso de aplicaciones móviles para mantener una comunicación más inmediata, directa y transversal con los colaboradores.

En esta línea, y de acuerdo al último reporte sobre la materia de Harvard Business Review, “The Digital Transformation of Business”, cuatro de cada 10 compañías están entiendo como crítico para su estructura organizacional el paradigma móvil. Y es que el acceso a la información y la colaboración en tiempo real (y desde cualquier lugar en que se encuentre un colaborador), es ya una cuestión de estrategia de negocio que contribuye a la optimización del tiempo, y a la capacidad de alcanzar mejores resultados con menores esfuerzos.

Los datos del estudio son precisos al indicar que la estrategia de comunicación móvil de una compañía mejora en un 64% el acceso a la información, elevando en un 53% el nivel de productividad de los colaboradores, y en un 34% la colaboración  entre equipos. En otras palabras, las aplicaciones móviles de comunicación interna generan un mayor engagement de los empleados con la compañía y entre ellos mismos.

En nuestra experiencia implementando soluciones de comunicación interna en canales móviles, encontramos que los desafíos de cambio cultural en las organizaciones para la adopción temprana de estas iniciativas, pueden gestionarse con éxito en el corto y mediano plazo. Y esto se debe principalmente a que el mapa de colaboradores, está configurado cada vez más por nativos digitales y a que el acceso a nuevas herramientas de comunicación como las redes sociales ya es parte de una práctica que trasciende las generaciones.  En consecuencia, la máxima barrera que debemos cruzar es la que del  sentido sobre el uso de las aplicaciones móviles. El éxito estará puesto en la capacidad organizacional de crear contenidos y espacios de alto valor para sus colaboradores, compartiendo y fomentando el flujo de  información relevante y de interés, haciendo más fácil el trabajo de los empleados.

Hoy, lanzar una aplicación móvil para potenciar la comunicación interna de la compañía no es un lujo. Es una necesidad latente que tarde o temprano deberemos abordar para ganar eficiencia organizacional.

 …

El pasado martes 4 de agosto estuvimos junto a InnovAr Sustentabilidad en el Espacio Telefónica desarrollando el segundo encuentro de nuestro ciclo 2015 de Conversaciones Sustentables con la temática: “Oportunidades y Desafíos de la tecnología para el desarrollo Sustentable” en el que recorrimos los proyectos de las diferentes organizaciones y así pudimos conocer cómo están utilizando la tecnología a favor de la Sustentabilidad y del desarrollo del capital social.

La jornada fue presentada por Patricia Lafratti de InnovAr Sustentabilidad y Alejandra Brandolini, presidente de AB Comunicaciones quienes supieron dar una grata bienvenida.

El encuentro tuvo un seguimiento minuto a minuto vía la red social twitter, cobertura que resume las intervenciones de los oradores a continuación:

Cynthia Giolito, gerente de Ciudadanía Corporativa de Samsung dio inicio al tratamiento de la temática explicando la importancia de tener en cuenta a la tecnología en los planes de las empresas;

“Los proyectos que actualmente se desarrollan en la empresa, aprovechan la tecnología y siempre miran la demanda de la sociedad”.

“Existe una necesidad de trabajar juntos, proyectar y avanzar por una sociedad mejor de manera conjunta con otras organizaciones”.

Luego tomó la palabra Baltazar Ojea, director del programa Responsabilidad Social Universitaria y voluntariado en la Universidad Tecnológica Nacional, quien explico la incidencia de los ciudadanos formados en la mejora de las comunidades;

“Conocimos una interesante visión sobre el rol de los profesionales y los estudiantes en nuestra sociedad”.

“Una investigación que lleva a preguntarse la responsabilidad de los centros educativos en la formación”.

“No sólo de profesionales de un sector sino también de ciudadanos responsables de mejorar la sociedad e impulsarla a seguir avanzando”.

“UTN plantea un #DesarrolloSostenible desde una visión antropocéntrica, basada en la formación de sus profesionales”.

“Siendo la sociedad quien recibe y evalúa el conocimiento que llega a través de los egresados a la comunidad”.

Por último, Adán Levy, presidente de la organización Ingenieros Sin fronteras, rescató el objetivo de acercar infraestructura a las comunidades que lo necesitan.

“El trabajo no termina al realizar la obra sino que recién empieza ya que se crean vínculos con la gente”.

“Relaciones de confianza en donde se conocen a fondo las necesidades de la gente”.

“Es ahí donde está la oportunidad de seguir trabajando para mejorar lo que como comunidad se está demandando”.

“Entonces el trabajo de Ingenieros Sin Fronteras realmente es sin ninguna frontera alguna”.

“Un desarrollo de vínculos sostenibles en donde mejorar el acceso a agua potable o una vivienda es sólo el principio para una sociedad mejor”.

CLkTYguXAAA_zjR

Cynthia Giolito, Baltazar Ojea, Patricia Lafratti, Natalia Hopkins y Adán Levy al final de la presentación.

En AB Comunicaciones asumimos la responsabilidad de seguir alentando al ámbito empresarial a desarrollar iniciativas de sostenibilidad, por eso este Ciclo de Conversaciones Sustentables todavía no llega a su fin y el próximo 27 de agosto en el auditorio del Banco Hipotecario (Reconquista y Mitre) nos volveremos a encontrar a las 09.30 de la mañana para conversar sobre Inversiones Sustentables.

¡Contamos con tu presencia!

 …

Más que una tendencia en comunicación interna, las herramientas sociales corporativas son hoy una realidad en América Latina.  Con Yammer a la cabeza y Social Cast siguiéndola de cerca (próximamente también estará facebook@work), las organizaciones están depositando en ellas grandes esperanzas al tiempo que luchan con la frustración de los bajos niveles de uso que registran las plataformas. En consecuencia, en este post vamos a compartir algunas iniciativas que pueden ayudarnos a superar la inevitable conclusión de que “nadie usa la plataforma social de la compañía”.

Ustedes dirán, aunque creo que nos es importante pararnos hoy sobre el “qué” implica la adopción interna de una herramienta  social. Como todos sabemos, el trasfondo conlleva un cambio cultural profundo sobre el modo y los medios en que nos comunicamos internamente en la organización. Entonces, vamos a detenernos en el “cómo” para ver algunas iniciativas útiles que pueden hacer que nuestra red social interna comience a dar los primeros pasos.

Trabajá en lo social: algunos más y otros menos, pero todos estamos familiarizados con el uso de las redes sociales como un espacio para saber (a veces demasiado) “qué es de la vida de…”. Y es que por alguna extraña razón, a las personas nos gusta mostrarnos públicamente, y nos gusta aún más ver lo que otros muestran. Sin embargo, en el marco organizacional, mostrarse no siempre está  bien visto. Y aquí es donde entra lo social como herramienta para la desinhibición. Publicar fotos de los equipos del mes, organizar concursos de fotos en vacaciones, tiempo libre, valores o cualquier otra iniciativa, contribuye a generar un alto tráfico de colaboradores por la red interna y fomenta la participación activa de la gente en la plataforma. En otras palabras, cuando estamos empezando a instalar el uso de nuestra herramienta, lo social prima por sobre lo corporativo.

Hacete fan del hashtagging: ok, no sé si existe este gerundio, pero el caso es que utilizar hashtags (dícese del símbolo # que precede a una palabra clave) nos permite incentivar conversaciones bajo un tópico concreto y tener organizada la información bajo etiquetas. La clave está en tener previamente definidas una serie de hashtags uniformes que fomenten la participación de nuestros colaboradores en categorías previamente definidas. Algunos de los más frecuentes son #comunicacióninterna, #beneficios, #innovación, y #concurso. Por supuesto, con el tiempo serán los propios colaboradores quienes nombren las conversaciones, pero para arrancar es necesario tener una lista mínima de hashtags definidos con su nombre y la descripción de la información que se puede presentar bajo el mismo.

Armá tu red interna de community managers: básico. No es posible alimentar una red social si sólo depende de una persona o un área de la organización. La mejor alternativa es convocar a un representante de cada área e involucrarlo activamente en el proyecto. Para esto es muy recomendable tener lista una agenda de actualizaciones de estado, frecuencia de publicación, y hashtags posibles que los ayude a optimizar el tiempo de uso de la plataforma, porque como sabemos, ser el community manager del área es una tarea más que se suma a las propias del rol. Para garantizar el éxito de esta red, es importante que la gente que asuma la responsabilidad lo haga por voluntad propia y no como una tarea impuesta.

Abrí espacios de diálogo con líderes y expertos: esta es una de las claves del éxito de nuestro proyecto social. El involucramiento de los líderes y los expertos de la organización es central para que nuestros colaboradores se sientan tentados a participar del espacio. Incorporar espacios de preguntas y respuestas, micro-charlas con expertos de la organización o cualquier otra iniciativa, ayuda a que los colaboradores le den relevancia al canal.  Y son los líderes organizacionales quienes tienen que comenzar con el ejemplo, poniendo la herramienta al servicio del negocio. Dicho de otro modo, estos espacios buscan equilibrar la balanza entre lo social y lo corporativo, al tiempo que contribuyen a institucionalizar el espacio como herramienta de comunicación del negocio.

Hacelo móvil: que los dispositivos móviles se han convertido en una extensión de nuestro cuerpo no es novedad. De hecho, la tendencia es a consumir cada vez mayor cantidad de información mediante ellos. ¿Cuándo fue la última vez que visitaste una red social desde tu Smartphone o Tablet? Aja, si no pasaron más de 20 minutos, podés estar tranquilo que perteneces al clan de los mortales. Aprovechar las extensiones móviles de las plataformas sociales internas es la mejor manera de ayudar a la adopción de las mismas. Incluso, lo más probables es que la mayoría de tus colaboradores con smartphones accedan a ella desde sus propios dispositivos, y no desde su pc/laptop corporativa. En un día ordinario de trabajo, la mayoría de las personas están concentradas la mayor parte del tiempo en reuniones o llevando adelante sus proyectos. En cuanto disponen de un minuto, lo primero que hacen es ver su celular y chequear sus perfiles personales. Es aquí donde tu red social interna tiene una oportunidad de obtener tráfico. Puede ser en el almuerzo, en la ida o vuelta al trabajo, o en un momento de inspiración divina. Lo importante es que si la plataforma es móvil, siempre habrá un espacio de tiempo en que tus colaboradores entren para ver qué pasa, e incluso, puede que participen de la construcción de contenidos.

Por supuesto, la idea de fondo de las redes sociales internas es que contribuyan a generar una comunicación más fluida  entre los colaboradores, fomenten la innovación, el surgimiento de ideas, y el intercambio eficiente de información a través de toda la organización. Y sin duda, alcanzar este objetivo nos permitirá maximizar la relación costo/beneficio de la herramienta. Aunque esta es una batalla que no podremos ganar en el corto plazo.

Y ustedes ¿qué experiencia tienen con el uso de redes sociales internas?¿Qué estrategias están implementando para elevar el nivel de uso e internalización de ellas?…

La primera edición de este espacio de diálogo y debate cerró con mucha expectativa para continuar generando vínculos y conversaciones entre empresas, instituciones públicas y privadas, profesionales y medios de comunicación.

La iniciativa surgió a principios de año con el objetivo de informar, alentar e impulsar iniciativas de sostenibilidad en el ámbito empresarial. Una actividad que llevamos adelante en forma conjunta AB Comunicaciones e Innovar Comunicación Sustentable.

Como espacio de encuentro, no queríamos duplicar esfuerzos y por ello buscamos articular acciones con organizaciones con trayectoria en la temática como IARSE y Amcham en un ámbito que realmente necesitaba dar lugar al debate de estos temas como es la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.
Los siete encuentros, seis en Buenos Aires y uno en Córdoba, nos permitieron abordar la sustentabilidad desde distintos ángulos.

Luis Ulla (IARSE), María Rigou (RSE Rigou y UADE Business School) y Alejandra Brandolini (AB Comunicaciones) abrieron el ciclo el 7de agosto con un paneo general de la evolución del concepto responsabilidad social empresaria y sus diferentes acepciones en torno al rol de la empresa en el desarrollo, la gestión de los impactos sociales y ambientales y el diálogo con públicos de interés.

El 21 de agosto abordamos la temática de diálogo con públicos de interés, y las diferentes estrategias para desarrollar vínculos de confianza y la gestión de riesgos o intereses con un panel de empresas y consultoras integrado por Soledad Echagüe (Dow Argentina), Andrea Dala (Acindar) y Ana Cacace (Cacace-Buzón Comunicación y RSE).

Las políticas de recursos humanos, el balance entre familia y trabajo, salud y la innovación tecnológica para mejorar el clima de trabajo y reducir el impacto ambiental fueron el mix de debate del panel que integraron Christian Bernal (Walmart), Mariano Castro (Lan Argentina) y Rolando Sanfelippo (Sinteplast) en el encuentro del 18 de septiembre.

Beatriz Pellizari (La Usina y RedActivos) y Constanza Gorleri (Banco Galicia) aportaron sus experiencias en el desarrollo de políticas inclusivas de selección de proveedores, compras inclusivas y comercio justo. En el diálogo del 26 de septiembre, cada una desde su mirada aportó claves para el desarrollo de vínculos en la cadena de valor que generen mayor impacto social.

Las relaciones con consumidores y las políticas de satisfacción de clientes, gestión de la calidad y consumo responsable fueron el eje del debate del 23 de octubre. La mirada desde la agricultura tradicional y el compromiso en la cadena de valor y con la formación de las futuras generaciones fue el aporte de Javier García Moritan (Nidera). Por su parte, Gabriel Berardinelli (OIA) planteó los desafíos de desarrollo de una producción y consumo de alimentos de manera sustentable y sostenible argumentando que la agricultura orgánica tiene mucho por crecer aún en el país y en la región, como la existencia de otro tipo de certificaciones que constituyen nuevos parámetros de calidad de consumo responsable como las GLOBALG.A.P..

El 30 de octubre hicimos el último encuentro en Buenos Aires y tuvimos a Horacio Martino (Tetrapak), Facundo Etchebehere (Danone) y Julián Bártoli (Goodenergy) para debatir sobre políticas de reducción de impacto ambiental, reciclado, tratamiento de residuos, compromiso ambiental en cadena de valor y ahorro de energía.

El cierre de la edición 2014 de Conversaciones Sustentables lo hicimos en Córdoba, con una jornada diferente que busco desarrollar herramientas de la comunicación no verbal en el desarrollo de nuestras relaciones interpersonales y en la construcción de vínculos de confianza con diferentes públicos con quienes interactuamos. El taller de CNV lo realizamos con Sergio Rulicki, reconocido especialista en la materia y autor de varios libros como “Comunicación No-Verbal: cómo la inteligencia emocional se expresa a través de los gestos” y “Detective de sonrisas”.

Comprometerse en lo que uno cree requiere pasión, capacidad de escucha, honestidad intelectual y voluntad de colaboración para que cada uno contribuya al diálogo aportando sobre lo que sabe.

El desarrollo sostenible es un desafío que involucra a todos los sectores de la sociedad, nuestra propuesta es facilitar y buscar que se generen los vínculos y las conversaciones que realmente contribuyan a un diálogo más auténtico, constructivo y que contagie energía positiva….

Transformar tu organización no es fácil. Lleva tiempo y en un contexto de cambios rápidos embarcarse en una tarea sin final como lo es crear una cultura de trabajo abierta e innovadora parece ir a contramano de todo. Un camino que como líder estás acostumbrado a transitar.

A continuación te presentamos 8 consejos, musicalizados por Queen (por qué no?) porque creemos que un cambio cultural empieza casi siempre, por no decir siempre, por los líderes.

 

1. EMPEZÁ A JUGAR.

Escuchá Play The Game

El momento ideal para hacer las cosas no existe. Hacelo ahora y aprendé en el camino tanto de tus errores como de tus aciertos.

Sé flexible.

2.ELEGÍ UN EQUIPO.

Escuchá You’re My Best Friend

Solo no se puede. Necesitás un equipo sólido y enfocado de líderes para llevar adelante el cambio. Por eso siempre es bueno contar con un equipo que se esfuerce por el éxito colectivo todos los días.

3. HAZ LO QUE YO HAGO -NO LO QUE YO DIGO //

Escuchá A Kind Of Magic

Res nom verba/hechos no palabras/

Solo desde tus acciones y gestionando con el ejemplo vas a llevar a tu organización a aceptar y cambiar la forma de hacer las cosas.

4.INVOLUCRAR NO IMPONER.

Escuchá We Will Rock You

Invitá a todos a participar y “meter mano” para forjar el futuro del negocio. La idea es crear una cultura que permita a cada individuo ser lo mejor que puede ser para sortear entre todos los obstáculos que se interpongan (que generalmente son muchos).

5. ROMPÉ CON LOS HÁBITOS. HACÉ QUE EL CAMBIO SEA VISIBLE.

Escuchá I Want To Break Free

Todo programa de liderazgo y cultura necesita cambios visibles, que impacten en lo real y cotidiano. Tenés que salir del PowerPoint y derribar barreras (culturales y físicas). No tienen que ser cambios radicales pero sí actos simbólicos que ayuden a magnificar y resaltar tu influencia como líder.

6. MANAGERS COMO MENTORES.

Escuchá  Friends Will Be Friends

“Si el 7mo piso no sabe lo que pasa en el 2do piso, el cambio es imposible”. Cada vez más tu organización necesita de pequeños maestros que prediquen con el ejemplo y eduquen a sus equipos.

Un programa de “Open Chairs” para que los que quieran se puedan sumar a la mesa de vez en cuando y participar en la toma de decisiones. Así construimos cultura a partir de la confianza, la responsabilidad y el compromiso.

Líderes abiertos en una cultura abierta es para todos e involucra a todos.

7. SABÉ QUE EL CAMINO DEL CAMBIO ES SINUOSO.

Escuchá  Bycicle Race

Preparate para recorrer un camino vertiginoso y complicado. Con decisiones correctas y no tanto, el secreto está en transformar tus errores en oportunidades de aprendizaje.

Fomentr el diálogo constante con feedback honesto y compartir los resultados – buenos y no tanto- hacen a una cultura de liderazgo exitosa.

El cambio no es lineal, nunca. Lo importante es seguir y hacer, las buenas decisiones se toman mientras avanzamos.

8. NO PARES.

Escuchá Don’t Stop Me Now

El cambio no es lineal, pero sí es continuo.

Tenés girar la rueda de la colaboración en todos los puntos de contacto – eventos, workshops, entrenamientos, comunicaciones- inspirando una visión a futuro de proyección y proactividad más que de análisis y retrospección.

Siempre es mejor preguntarte “ok, qué sigue?” que “lo que hicimos: funcionó?”

Y ahora te preguntamos a vos.

Ok, qué sigue?…