fbpx

Posts Tagged
‘diagnóstico’

Home / diagnóstico

enero 21, 2021

/

Por: abcom

/

Tags: clientes, Comunicación, Comunicación Interna, diagnóstico

/

Categorías: Clientes

Acción con Clientes:

En el mes de Diciembre concretamos proyectos con nuevos clientes. 

Brindamos workshops de Storytelling en APEX America para líderes y finalizamos el Diagnóstico de Comunicación y Cultura en Grupo Konecta

Workshop de Storytelling – APEX AMERICA:

En los workshops de Storytelling trabajamos con actividades prácticas que ayudan a definir criterios de originalidad narrativa, despertar la  creatividad a la hora de exponerlos y hacer un buen uso de los recursos adquiridos. 

En este caso, los talleres estuvieron dirigidos a líderes pero son actividades que se pueden adaptar según las necesidades de cada organización.  

Al finalizar cada instancia, se realizan devoluciones a cada participante para que todos puedan tener feedback de su recorrido. 

Estas actividades promueven y motivan la creatividad y las ideas a partir del trabajo colaborativo. 

¡Gracias APEX AMERICA por confiar en nosotros!

 

Para más información hace clic aquí

 

Diagnóstico de comunicación interna – Grupo Konecta: 

En diciembre concluimos el Diagnóstico de Comunicación y Cultura en nuestro cliente Konecta.  

En dos meses de trabajo realizamos entrevistas individuales, focus groups y una encuesta online que comprendió las cinco sedes que tiene el grupo en el país. Estos resultados aportaron datos muy valiosos para la planificación estratégica de su comunicación interna. 

¡Un gran trabajo en equipo!

¡Gracias Grupo Konecta por elegirnos para realizar el diagnóstico! 

 …

Se acerca la primavera y la gente no para de comentar lo agradable que están los días. Vemos que sale el sol y ni una nube lo molesta y automáticamente salimos a la calle con una sonrisa. Lo mismo sucede en las organizaciones: no hay nada más motivador que cuando el cielo está despejado en nuestro ambiente de trabajo. Cuando hay sol en la oficina todo se percibe diferente.

El clima laboral está compuesto por las percepciones compartidas por todos los colaboradores de una organización en relación al trabajo cotidiano y las relaciones interpersonales que allí se dan. El hecho de que salga el sol, esté nublado o haya tormentas eléctricas en el ambiente laboral determina el desempeño, la productividad y la satisfacción de los empleados. Por esta razón, es necesario conocerlo y poder mejorarlo.

El primer paso para conocer el clima de tu organización es realizar un diagnóstico adecuado. A partir del conocimiento acerca de las percepciones que tienen los colaboradores, los factores que influyen, las fortalezas y debilidades con las que cuentan los equipos y las oportunidades que presenta la organización, se puede establecer un plan de acción concreto para provocar un impacto y obtener los mejores resultados.

¡Pero ojo! En el proceso de hacer salir el sol en la compañía no debemos olvidarnos de nuestros colaboradores. Hacerlos partícipes, involucrarlos, que puedan aportar sugerencias. Hacerlos sentir parte del equipo en este camino por mejorar el ambiente laboral.  Cuando las personas se sienten valoradas y participan en el proceso el compromiso con la organización crece y se reproduce.

Es un hecho: un buen clima produce mejores resultados. Es por eso que debemos preocuparnos por mantener el cielo despejado en el ambiente de nuestra organización. En AB Comunicaciones podemos ayudarte a diagnosticar el clima laboral de tu compañía. Asegurate que salga el sol todos los días, contactanos!  

Supongamos que un día vamos al oftalmólogo porque estamos viendo borroso. No nos pregunta nada, nos da sus anteojos para que nos los probemos y nos dice que nos quedemos con ellos, que total él tiene otro par igual. Nosotros, sin decir nada, seguimos el consejo del profesional pero realmente no vemos nada bien con ellos. Nos quejamos y él nos dice “¡qué raro, si yo con ellos veo excelente!”.  ¿Qué posibilidades existen de que volvamos a acudir a este oftalmólogo en caso de necesitarlo? Ninguna, no podemos confiar en quien nos prescribe algo sin diagnosticar.

A menudo cuando tenemos un problema, nos precipitamos en arreglar las cosas sin diagnosticar. No nos tomamos el tiempo para comprender la situación profundamente. En las organizaciones y, particularmente, en la comunicación, sucede lo mismo. De aquí la importancia de realizar un buen diagnóstico en comunicación.

El diagnóstico es el punto inaugural para elaborar cualquier plan estratégico de comunicación, partiendo de un escenario actual hacia un escenario deseado. Debemos estar dispuestos a indagar, conocer y analizar la situación actual de nuestra organización.  Una indagación no sólo del funcionamiento y los canales de comunicación sino también de la dimensión cultural de la compañía.

Preguntarnos cuestiones clave como ¿qué necesitamos que todos conozcan en la organización?,  ¿cómo nos involucramos con el proyecto organizacional?, ¿por qué y para qué hacemos lo que hacemos?, ¿qué necesitan nuestros colaboradores y qué los motiva? Y un sinfín de preguntas más. De esta manera, podremos prescribir lo que necesitaremos para el futuro.

En AB Comunicaciones nos especializamos en el desarrollo de diagnósticos atendiendo a la cultura organizacional de cada compañía. Porque sólo conociendo la organización y su funcionamiento desde todas las perspectivas es posible gestionar la comunicación eficientemente. Si te interesa obtener más información, no dudes en contactarnos.

infografía diagnostico-02

mayo 5, 2016

/

Por: abcom

/

Tags: auditoría, diagnóstico

/

Categorías: Diagnóstico de CI

Como te contábamos en nuestra nota El mejor Plan Estratégico de Comunicación Interna comienza con un gran diagnóstico, es fundamental analizar y comprender la realidad comunicacional de una organización antes de intervenir.

En AB Comunicaciones somos expertos en el desarrollo de diagnósticos y auditorías, y en este artículo te compartimos nuestro “secreto”, fruto de nuestros más de 15 años de experiencia. Tomá nota:

1- De la comunicación/canal a la comunicación/cultura

Un punto esencial que nos permitirá realizar un buen diagnóstico de comunicación es ampliar la mirada con respecto a nuestro objeto de análisis. Es decir que debemos preguntarnos ¿qué vamos a estudiar o analizar cuando hacemos un diagnóstico de comunicación?

Si sólo nos ocupamos de relevar los canales de comunicación, nuestro análisis resultará acotado. En cambio, si buscamos entender las conductas, las prácticas y las creencias compartidas por todos los colaboradores, nuestro diagnóstico será mucho más rico.

En ese sentido, debemos comprender la comunicación ligada a la cultura organizacional. Las formas de hacer y de pensar compartidas en una organización forman parte de la cultura de la misma, y por ende nos permiten entender la realidad comunicacional.

2- Triangulación metodológica

Es importante combinar herramientas metodológicas cualitativas y cuantitativas, para poder abordar un panorama de situación mucho más amplio. Si sólo nos quedamos con la entrevista a los referentes de RRHH tendremos una mirada parcializada.

Todos los colaboradores son portavoces legítimos para describir la organización de la que forman parte y para ayudarnos a conocerla. Contrastar muchas miradas y perspectivas nos permitirá complejizar nuestro análisis para comprender la realidad organizacional más en profundidad.

Es por eso que recomendamos hacer análisis documental, entrevistas individuales, focus groups, encuestas, etc. La triangulación metodológica nos permite combinar diversos instrumentos según nuestras necesidades, para acceder a toda la información necesaria.

3- Hay que abrir los ojos y los oídos

Muchas veces, cuando estamos haciendo un diagnóstico de comunicación, los colaboradores o directivos mencionan situaciones que escapan a las preguntas de nuestros protocolos. Es importante escuchar con atención e indagar en aquellos puntos que aparecen por fuera de nuestras “hojas de ruta” cuando creamos que eso puede aportar a una mejor comprensión de la realidad comunicacional de la organización.

Aunque también hay que tener cuidado de no irse por las ramas y perder el hilo de las entrevistas. Sólo la práctica nos permitirá distinguir cuándo es momento de apegarse al cuestionario, y cuándo vale la pena correrse un poco de eje para escuchar lo que nuestros interlocutores tienen para aportar.

Si querés saber más sobre nuestra metodología de diagnóstico, ¡hacé click acá!

Que el todo es mucho más que la suma de sus partes no es solamente una afirmación validada en el dominio de la percepción (¿ya te detuviste en la imagen de arriba?), sino también en materia de comunicación interna. ¿O acaso es lo mismo hablar de “una revista, algunas notas en la intra y un mail de capacitación que manda el área de Recursos Humanos” que utilizar esas mismas herramientas en el marco de un plan estratégico de comunicaciones?

Para que la comunicación sea estratégica, es preciso orientar las conversaciones que circulan dentro de una organización de acuerdo a objetivos previamente definidos. ¿Fortalecer el sentido de pertenencia? ¿Disminuir el rumor y la incertidumbre? ¿Desarrollar nuevos modelos de liderazgo y gestión de equipos? ¿Aumentar el índice de felicidad de las personas? En todo caso, el plan de comunicación interna debe servir para apalancar las metas del negocio y los proyectos que afecten el rumbo de la compañía.

Si bien no es posible prever todas las necesidades de comunicación de aquí a los próximos 365 días, definir objetivos anuales facilita, de hecho, la gestión de las comunicaciones del día a día. Y es que planificar a largo plazo tiene que ver justamente con generar condiciones de previsibilidad para resolver con agilidad la comunicación de esas noticias que no son del todo “esperadas”.

Para saber cuál es la mejor forma de avanzar es necesario establecer de antemano el punto de llegada. Podemos hacer muchas cosas: diseñar campañas de sensibilización, organizar espacios de encuentro para líderes, crear programas de bienestar, club de beneficios, ecards, carteleras y ambientar pisos completos. Pero cuando el rumbo no es claro, es muy grande el riesgo de que las inversiones en comunicación caigan en saco roto. Además, la única forma de generar sinergias entre los canales y garantizar un impacto mayor es a través del diseño de una guía de acciones concatenadas y coherentes entre sí.

Como ya dijimos, herramientas de comunicación interna hay muchas. Lo importante es entender la especificidad en cada caso para sacarle el mejor provecho. Aquí, algunos ejemplos:

Workshops. Espacio de formación diseñado para cascadear mensajes claves, así como fortalecer el trabajo multidisciplinario. El objetivo es contribuir a que los participantes amplíen competencias y herramientas comunicativas e incorporen los conceptos centrales en los que tales herramientas se fundamentan.

Campañas. Batería de acciones sistematizada para difundir valores y comportamientos, así como apalancar los proceso de transformación cultural dentro de las organizaciones.

Acciones de reposicionamiento. Serie de comunicaciones enfocadas en cambiar el marco de referencia conceptual a partir del que son interpretados determinados hechos o acontecimientos.

Política de Comunicación Interna. Documento que establece una normativa para el uso de canales en una organización, así como la distribución de responsabilidades para garantizar el acceso a información confiable y compartir buenas prácticas que permitan alcanzar de modo más eficiente los objetivos de negocio.

Manifiesto. Documento que plasma la forma de hacer y de ser de la compañía, con un tono motivador e inspirador.

¿Tenés claro cuál es la próxima gran meta de tu organización? ¡Contanos! Nosotros te ayudamos a diseñar la mejor estrategia de comunicación para lograrlo.