La gestión de la comunicación interna en la actualidad se reconoce como un valor clave para todas las compañías. Cada vez son más las organizaciones que buscan proteger su cultura organizacional, fortalecer el clima laboral y potenciar los vínculos entre los colaboradores. Es por esto que hoy, la figura del comunicador interno es vital para trabajar estas cuestiones y alcanzar el éxito corporativo.  

En esta línea, gestionar procesos de comunicación interna en las organizaciones conlleva el desafío de comprender la complejidad, reconocer la diversidad de actores y escenarios en los que se juega y se construyen esos procesos. Aquí les compartimos 5 competencias claves para obtener buenos resultados:

  1. Visión estratégica. Presume el desafío de no actuar de manera reactiva e improvisada, sino de poder construir una estrategia de comunicación. Esta estrategia será una guía para el desarrollo de la gestión y será necesario que parta de un diagnóstico, que responda a problemáticas comunicacionales detectadas y que a lo largo de su implementación pueda ser sometida a procesos de evaluación.
  2. Capacidad de escucha. No sólo en lo que se refiere a la escucha activa y el diálogo. Saber escuchar también es tener la capacidad de visibilizar oportunidades en la gestión de la comunicación interna.   
  3. Comunicación cross company. Nos referimos a pensar a la comunicación de manera integral. Hacerlo supone el desafío de gestionarla de una manera en la que cada práctica se acerque a sus objetivos comunicacionales. Es decir, reconocer que tanto lo externo como lo interno debe ser coherente y responder a los objetivos generales y la cultura organizacional.
  4. Facilitar conversaciones. Implica garantizar que los canales de comunicación sean fluidos, transparentes y alineados a las necesidades de la compañía. Características como mediación, negociación y gestión de conflictos resultan claves para el desarrollo adecuado de la CI.
  5. Adecuación al contexto multigeneracional. Es necesario poder comprender las aspiraciones, percepciones y expectativas de las distintas generaciones de colaboradores que conviven en la actualidad. Por tanto, resulta esencial garantizar la inclusión de todos los colaboradores teniendo en cuenta sus características para generar mensajes acordes a cada uno de ellos.    

Estas 5 competencias resultan indispensables para los encargados de gestionar la CI. Sin embargo, no son las únicas pero sí sumamente necesarias a la hora de entender el papel estratégico que tiene la comunicación interna hoy en día en las organizaciones.

1
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte? Envianos un whatsapp haciendo click en el botón "enviar"
Powered by