La crisis por el coronavirus también nos trae una redefinición de los puestos de trabajo

Los últimos dos meses de incertidumbre,  demostraron a los líderes de las empresas que siempre hay formas diferentes de hacer las cosas y este es momento para repensar las tareas y reorganizar a los equipos pensando en el futuro del trabajo. 

En este sentido, la revista Harvard Business Review, asegura que para ser más eficientes frente a las demandas de la organización, los clientes y otros colaboradores se debe cambiar el trabajo, el talento y las habilidades y para ello plantea las siguientes formas:

1.   Hacer que el trabajo sea trasladable a toda la organización 

El Covid-19 requirió que muchas organizaciones rompan con estructuras de trabajo rígidas en el sentido de que debieron reubicar a los colaboradores en tareas diversas a las que venían realizando y lo hicieron en tiempo récord. En este sentido, los líderes combinaron el talento y el trabajo correcto para poder resolver los diversos desafíos empresariales que se fueron presentando en el último tiempo. 

Además, las compañías desglosaron el trabajo en tareas y proyectos específicos, con el propósito de poder combinar las actividades con personas de cualquier área de la organización que contara con las habilidades requeridas y la disponibilidad para ejercer los nuevos roles. En este sentido, el trabajo por objetivo se volvió más fácil de visualizar, en especial para aquellas personas que trabajan de manera remota o se encuentran ubicadas en otras locaciones. 

2. Implementar la automatización acelerada 

Este tipo de proceso se está convirtiendo en una capacidad obligatoria de todas las compañías ya que el uso de softwares de automatización y sistemas de seguridad permite a los trabajadores operar, monitorear y controlar los sistemas de forma remota, reduciendo el riesgo de exposición al virus y corte del servicio. 

 3. Compartir empleados en intercambios de talentos entre industrias

Una respuesta innovadora fue sin duda el intercambio temporal de talentos entre industrias, en los que aquellos empleados que se encontraban sin trabajo, se desenvolvieron en las organizaciones que ante la crisis tuvieron una mayor demanda. 

Un claro ejemplo de esto sucedió en Argentina con las compañías de General Motors y Unilever, que unieron sus esfuerzos para poder atender las necesidades de los consumidores en tiempo de pandemia. Esta articulación fue sin duda una alianza estratégica para poder contribuir a la sociedad en tiempos difíciles y al mismo tiempo deja un precedente en la forma de responder a la coyuntura.  

Sin dudas, la crisis del Covid-19, aumentó la exigencia de que las compañías se vuelvan creativas a la hora de resolver situaciones problemáticas. En esta línea, la pandemia aceleró algunos cambios en las formas de trabajar que se esperaban en el futuro y lo importante ahora es que cada organización pueda apropiarse de la innovación en función de la cultura de la compañía.  

Ver también La vuelta a una nueva normalidad: ¿Cómo se están preparando las organizaciones para el regreso al trabajo?

Abrir chat
1
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte? Envianos un whatsapp haciendo click en el botón "enviar"
Powered by