Siempre que cerramos un año hacemos balances tanto personales como profesionales para poder potenciar lo que salió bien, y aprovechar nuevas oportunidades en función de los aprendizajes que fuimos construyendo durante el año. En la vida organizacional sucede lo mismo. Siempre ayudan las evaluaciones, los nuevos diagnósticos, los estados de situación, los balances del año que pasó. Esto nos permite definir prioridades, fijar metas para el nuevo ciclo, ajustar aquellas acciones que podrían mejorarse, etcétera.

Por eso, desde AB Comunicaciones queremos acompañarte en la construcción de tu Plan de Comunicación Interna 2017 acercándote una serie de recomendaciones que pueden ser de utilidad a la hora de pensar en tu estrategia comunicacional para el próximo año.

  • Realizá un buen diagnóstico.  

El diagnóstico es el punto inaugural para elaborar cualquier plan estratégico de comunicación, partiendo de un escenario actual hacia un escenario deseado. Debemos estar dispuestos a indagar, conocer y analizar la situación actual de nuestra organización en términos de comunicación/cultura como te comentábamos en nuestro paper de Tendencias 2017.  

  • Definí objetivos medibles.  

Los objetivos detallan cuáles serán los resultados que buscamos. Los podremos definir en base a nuestras conclusiones de diagnóstico, de los problemas y las potencialidades que identifiquemos con en él.  

  • Definí la estrategia.

Determinar cómo desarrollaremos nuestro proyecto en pos de alcanzar los objetivos es clave para una correcta planificación. Poder establecer cuáles serán las herramientas que utilizaremos para implementar nuestra iniciativa es clave. Este punto también incluye a quiénes nos dirigimos.

  • Calendarizá los procesos.  

El factor tiempo es fundamental. No sólo porque nos permitirá priorizar y proyectar las posibilidades de llevar adelante nuestras acciones sino porque establecerá plazos de ejecución. Debemos definir cuáles serían los tiempos óptimos para realizar las tareas que proponemos. Construir y acordar un calendario nos va a permitir ajustar nuestro accionar y estar preparados ante posibles imprevistos.

  • Determina el modo de evaluar.

La evaluación es un momento clave del plan de comunicación interna. De ahí la necesidad de poder establecer objetivos medibles. Para que tu evaluación sea completa, lo mejor es abordar procesos e impactos. Esto te permitirá tener un panorama más claro sobre los aciertos y oportunidades de desarrollo para seguir mejorando.

Deja un comentario