¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando leés esta palabra? Puede que andemos entre algunas de estas opciones: resistencia al cambio, rechazo, miedo, y un montón de etcéteras.

¿Tiene sentido temerle a este tipo de cambio (que en la mayoría de las veces llega para mejorar los espacios y los modos de trabajo)? Claro que no. Pero entendemos que un cambio instala en la organización un clima enrarecido mezclado con incertidumbre.

No es simple encarar un proceso de mudanza. Por eso antes de estar inmersos en esa escena es clave entender la importancia de gestionar el cambio que se viene. Nada, absolutamente nada se puede dejar librado al azar. Hacerlo es desperdiciar una oportunidad de alcanzar resultados exitosos con equipos felices y subidos al proyecto.

Las primeras dudas que empiezan a surgir son del tipo de: ¿cómo le digo a la gente que va a trabajar en un espacio abierto y compartiendo escritorio?, ¿cómo anuncio a los gerentes que no tienen más oficina cerrada?, ¿cómo explico las nuevas normas de convivencia en una oficina open space? 

Para comenzar a trabajar sobre la gestión del cambio contamos con una aliada infalible: la comunicación, que nos permite sortear los obstáculos y barreras lógicas que involucran cada proceso de transformación.

Desde el lado de la organización, la comunicación participa para organizar la estrategia, los mensajes clave, establecer los procesos y procedimientos. Desde el plano de las personas, su función en disminuir la incertidumbre que va acompañada por el miedo y el rechazo al cambio. Una mudanza es una excelente excusa para inscribirla dentro de un plan de negocio más amplio en el cual definamos mensajes clave a cascadear.

Rechazar el cambio es intrínseco al ser humano. Nos da miedo, nos asusta y sentimos que no vamos a poder, jamás nos vamos a adaptar ni en un millón de años. Por eso aquí les dejamos una serie de pasos para gestionar el cambio en procesos de mudanza:

  1. Planificá el cambio. Sin un mapa previo que nos diga por qué, para qué y hacia dónde la deriva es un destino seguro.
  2. Subí a los líderes al proyecto desde el minuto 1. Son ellos los principales voceros y tienen que liderar con el ejemplo.
  3. Lográ el compromiso de todo el resto de los miembros de la organización. Involucralos en el proceso, y hacelos participar. Ellos son piezas clave.
  4. Comunicá, siempre. Si algo no está definido, también decilo. Y hacelo siempre desde el positivimos: beneficios, nueva cultura de trabajo, transparencia, igualdad, trabajo en equipo, sustentabilidad, calidad de vida en la oficina.
  5. Medí los impactos para entender si es necesario hacer algún cambio sobre la marcha.

Experiencia en mudanzas y gestión del cambio nos sobra. Clientes como MSD, Sandoz, Efectivo Sí, BNP Paribas Cardif, First Data y BBVA nos avalan. ¿Querés sumarte a esta experiencia como lo hicieron ellos?

Comunicate con nosotros. ¡Nos encantaría poder ayudarte!

1
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte? Envianos un whatsapp haciendo click en el botón "enviar"
Powered by