Hay días en que todo fluye: tenés una genial idea para resolver una cuestión que tu equipo tenía en carpeta hace semanas, cerrás el reporte en la mitad de tiempo que te lleva habitualmente y cuando termina tu horario laboral sentís que tenés tanta energía como cuando ingresaste. Definitivamente, todo te sale mejor que nunca… ¡porque te sentís mejor que nunca!

Las emociones tienen un efecto directo en nuestro rendimiento y nuestra creatividad. Por eso, cuando nos sentimos felices en el trabajo, logramos los mejores resultados​: podemos ​resolver la misma tarea de una forma innovadora y en menos tiempo.

Los protagonistas de la serie de micro-documentales “The Science of Ha​p​p​i​ness” recrean un pequeño experimento con dos grupos de personas a las que les proponen la misma consigna: sostener una vela encendida sobre un tablero de cartón, con el uso de una caja de fósforos y unos ganchos. Antes de compartir la consigna con el primer grupo, el presentador del programa agradece su participación, los invita con golosinas y snacks y le entrega un reconocimiento a cada uno. Los integrantes del segundo grupo, en cambio, no reciben nada de esto​ sino que directamente se les informa la consigna. ¿El resultado? Los primeros ​no solo llegan a soluciones más creativas y eficaces, sino que además lo hacen en un 40% menos de tiempo. ¡Mirá!

 

Si después de ver el video estás tan convencido como nosotros del poder de la felicidad, ¡hablemos! Juntos, podemos hacer cosas maravillosas en tu organización.

Deja un comentario