En el mundo escasean los perfiles altamente calificados o high potential. Es por eso que vivimos una “Guerra de talentos”: las compañías compiten para atraer y retener a los perfiles más prometedores del mercado, y para eso delinean estrategias que les permitan ser reconocidas como un buen lugar para trabajar.

El employer branding es una mezcla de distintas disciplinas cuyo máximo objetivo es construir una reputación de buen empleador dentro y fuera de la empresa. Para ello se busca desarrollar los atributos de la identidad y asociar la marca de la compañía con las características que buscan los colaboradores  y los candidatos de alto potencial en una organización: desarrollo, crecimiento personal, buen ambiente laboral, etc.

Para lograr ese objetivo, la marca empleadora debe gestionarse interna y externamente.

Desde la comunicación interna, se promueve el orgullo de pertenencia, el desarrollo de los colaboradores, el bienestar laboral y el compromiso con la organización. Se busca formar embajadores en lugar de colaboradores, para que los empleados oficien como voceros de la compañía e incrementen el valor y el prestigio de la marca. Por su parte y de manera complementaria, la comunicación externa difunde programas para jóvenes profesionales, búsquedas laborales, acciones de RSE, actividades con universidades y todo lo que le permita fortalecer su imagen de cara a la comunidad.

Así, las empresas que cuidan a sus colaboradores obtienen mejores índices de satisfacción, y eso impacta positivamente en su productividad y en su cultura. Según un estudio de Harvard Business Review los empleados felices cumplen la regla del 3: muestran un 31% más de productividad, sus ventas son un 37% más altas y su creatividad es 3 veces mayor, de media, que el resto de trabajadores.

En AB Comunicaciones contamos con una amplia variedad de soluciones de comunicación interna orientadas al desarrollo de tu marca empleadora. Algunas de ellas son:

  • Diagnóstico de marca interna.
  • Encuesta de felicidad laboral.
  • Implementación de red de embajadores de marca.
  • Reposicionamiento de beneficios.
  • Formación y desarrollo de talentos.

Te esperamos para contarte cómo aplicarlos en el crecimiento de tu organización. ¿Hablamos?