Por estos días en los que la fiebre mundialista está a tope, se vuelve necesario estar preparados para transitar el camino de las sensaciones que genera este evento tan esperado por todos. Bueno, por casi todos.

Seamos claros: hablamos de sensaciones múltiples, algunas incluso contrapuestas, que se meten de lleno en la vida de los argentinos y se traslada, por supuesto, a nuestro espacio laboral.

Y es que el Mundial de fútbol nos genera de todo: euforia, pasión, alegrías, angustias. Pero, (siempre hay un pero), a los codazos se hace lugar una segunda lista encabezada por el desinterés, la indiferencia y el aburrimiento.

¿Cómo trabajar la comunicación interna en la empresa?

Pensemos el Mundial de fútbol como una oportunidad de integración y de mejora del clima interno: a través de distintas actividades, es posible capitalizar el mes del evento en favor de los objetivos de la compañía.

El mundial nos pega distinto a todos, pero nos pega igual: nos moviliza y nos atraviesa. Y ya no se trata sólo de partidos de fútbol sino de compartir emociones en un clima especial donde todos tenemos la misma bandera. Casi inevitablemente, hasta el menos futbolero se subirá al tren si le damos la oportunidad.

Una estrategia clásica y siempre exitosa es el Prode Online.

¿Pero qué pasa si le sumamos la condición de jugar en equipos? ¿Qué pasa si tenemos que movernos, juntarnos, tomar decisiones entre varios con un objetivo común?

Creamos una analogía perfecta entre el mundial y los valores que toda empresa desea comunicar: trabajo en conjunto, compañerismo, integración, colaboración y, por supuesto, ponerse la camiseta. El mundial es un evento que atrae la atención de todos, más allá del fútbol en sí mismo. Por lo tanto, abre una importante puerta para canalizar mensajes clave.

Tal vez el fútbol no le guste a todos, pero cuando juega la selección se genera un espíritu de grupo que podemos aprovechar. Además, nos gusta jugar con amigos y divertirnos. Y si tiene un poquito de competencia sana, mejor.

Promover el armado de equipos entre compañeros de trabajo para, simplemente, jugar, es capitalizar una oportunidad de encuentro en un ambiente descontracturado, que fortalece las relaciones interpersonales y el clima interno.

Y así, una vez más, la comunicación interna se pone al servicio del valor más importante que tiene la empresa: su gente.

 

Ah, me olvidaba: ¡Vamos Argentina!

Abrir chat
1
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte? Envianos un whatsapp haciendo click en el botón "enviar"
Powered by